20.10.09

10 Segundos


Si bien es sabido por todos las mujeres siempre llevan la mayor carga en el hogar debido a que tienen la enorme responsabilidad de criar los hijos, mantener la limpieza de su casa y atencionar a su marido, todas estas tareas requieren un esfuerzo mental y físico enorme. Es bien difícil en los tiempos actuales y/o modernos que estamos viviendo llevar a cabo todas estas tareas tan arduas y tratar de que sus parejas las hagan un poco felices.

El día de una mujer comienza bien temprano al levantarse a preparar a sus hijos para el colegio, velar porque la ropa de su marido esté impecable para presentarse a la oficina, preparar el desayuno para todos y la merienda de sus hijos (en caso que tengan), luego por último pensar en ellas y prepararse para enfrentar su segunda labor del día que es su trabajo habiendo enfrentado la primera: su familia, ocuparse de hacer lo que le corresponda en la oficina pensar en recoger a sus hijos al colegio sino están semi-internos medio día,dejar a los niños en la casa con alguna persona que se los cuide hasta que llegue la hora de salida del trabajo para luego regresar a su casa ya un poco agotada, bañar los niños sino se han bañado, prepararles la cena a todos, la ropa del otro día para la escuela, hacer las tareas que le han dejado a sus hijos en la escuela, ya por último cansada de tanto trajín y de recoger cuanto reguero hayan hecho sus hijos y su esposo, agotadas hasta el máximo tienen deseos algunas veces de satisfacer sus deseos carnales y sexuales con su marido y al final saben que sucede que si ella no llega a tener un orgasmo con su esposo y el llega primero?, entonces se quedan frustradas y con todo el deseo, entonces me pregunto ¿Vale la pena tanto esfuerzo, sacrificio por 10 segundos de placer si acaso lo llegan a tener?. Es cierto que en la vida no todo es sexo pero no sólo de pan vive el hombre, al fin y al cabo las mujeres se merecen una pequeña recompensa que les gratifique aunque sea de manera simbólica todo el esfuerzo diario que hacen por llevar las riendas de su hogar aunque muchas veces se priven de sus momentos de felicidad.Claro está no todas las mujeres encajan en esta descripción ni todos los hombres tampoco, pero quise hacer este pequeño paréntesis para que muchos valoren a quienes tienen a su lado y de vez en cuando las traten de complacer un poco más,sabemos que la vida de los hombres no es tan simple como a veces creemos pero en sus manos está la felicidad de tantas mujeres que día tras día hacen su mejor esfuerzo por sacar su hogar y sus hijos adelante.

2 commentaires:

Pedro Guillermo dijo...

Tiene toda la razón del mundo...es por eso que siempre me pregunto: ¿Porque tantos divorcios hoy en día? Creo que en tu post hay muchas de las repuestas.
Un saludo

Belkis dijo...

Bueno mi niña y eso que tu no sabes nada.... porque creo que aún eres soltera. Yo te puedo escribir un libro al respecto. Las mujeres multiempleadas como yo me autodenomino y más por estos países en donde no siempre es posible tener ayuda en el hogar.... ni te cuento. Lo peor es que uno está tan reventado que cuando llega la hora de dormir cae como un pajarito y lo demás son fabulas.... Un abrazo cariñoso y gracias por dejar reflejadas a tantas mujeres como yo en este post. Besitos