30.3.09

No Dejes de Ser Humano

Muchas cosas están cambiando desfavorablemente, y sin percibirlo estamos dejando atrás ser humanos, para convertirnos en inhumanos. Los valores se han invertido, lo incorrecto es bueno y lo correcto es locura. Los aconteceres negativos están endureciendo corazones. Nos acercamos a los demás en busca de lo mío primero.

La hipocresía, envidia, desinterés abren camino al desamor, violencia, injusticia, desconfianza, insatisfacción.

Aumenta la violencia, se incrementan con gran disfrute peleas sangrientas entre animales y aún entre personas. En las calles por tonterías nos ofendemos, en los vehículos se discute por un simple roce, muchos choferes se dicen palabras groseras y señales obscenas unos hacia otros por cualquier simpleza en las calles, gritándose y ofendiéndose sin sentido. De igual modo el trato entre nosotros, desde el hogar hasta donde su pensamiento en este momento le conduzca es menos cortés, y en las instituciones, menos personalizado y más computarizado.

Los problemas mundiales nos están transformando en personas sin sentimientos, iracundos, rencorosos, conduciéndonos al refugio errado de vicios, aventuras o aislamiento para evadir la realidad.

Deseamos felicidad y en pos de ella caminamos. Son variadas las necesidades, pero ser feliz no depende de lo poco o mucho que tengamos ni de ser aceptados o amados. No la busques en lo que no posees. Valora todo lo que Dios ha puesto en nuestras manos.

¿Que nos pasa? Según nos desarrollamos usamos más lógica y razón y menos el corazón, mientras más grandes creemos ser, no percibimos que estamos empequeñeciendo, siendo más fríos, insensibles, moviéndonos al ritmo de nuestros intereses. Estar yo bien es lo importante, tratándonos como objeto que desechamos una vez cumplido su cometido.

Volvamos a ser humanos, hagamos que nuestro corazón que aún late retome su afectividad, armonía, unidad; tratemos al prójimo como a nosotros mismos.
Mi corazón, tu corazón, es especial, creado por mano divina, no es de piedra, es de carne y se alimenta de lo bueno y amable. No pierdas la esencia moral ni espiritual.

No importa cuán mal estén las cosas, mantente íntegro, leal y justo contigo mismo, no pierdas la sensibilidad ante los demás.
Tenemos gran capacidad de amar, y ese amor es alimento que fortalece para seguir con las cargas. Iniciemos un nuevo trayecto con visión de paz; frente a todo mal y adversidad solo el amor nos mantendrá en pie y nos convertirá de nuevo en un ser humano.

Autora: Raquel Demorizi

9 commentaires:

Jonathán dijo...

Bonita reflexion el ser humano es una tarea de todos los dias y aveces lo olvidamos

Tecnometro dijo...

"Cada guerra es una destrucción del espíritu humano." Henry Miller

Pedro Guillermo dijo...

Vaya que profundidad, pero no te desanime.
Un saludos

Belkis dijo...

Preciosa reflexión Romayris, no dejes de ser humano, apuesta por ti, no dejes que tu vida pase de largo. Es maravilloso todo lo que podemos hacer con ella. Un beso y gracias por compartirlo

Tommy Ruiz dijo...

Me encanto y mas esta parte: No la busques en lo que no posees. Valora todo lo que Dios ha puesto en nuestras manos.

K dijo...

Pura basura neohippie. La cruda realidad es que: MORIREMOS COMO RATAS.


Saludos!
K

Jorge B dijo...

Muy bueno! excelente post...

Rebeca dijo...

Realmente a veces se nos olvida nuestra gran capacidad de amar.

Juan Nicolás Tineo dijo...

Gracias por compartirlo con nosotros. Aveces olvidamos que viviremos brevemente.
Saludos