21.3.09

Cambia de Estrategia


Hace unos años atrás cuando salí del colegio y entré a la universidad tuve un novio al que le llevaba 2 años, él cursaba su último año del bachillerato y era de esos estudiantes poco aplicados al que yo ayudaba a hacer sus tareas y ahora que lo pienso lo que más me atraía de él era su físico (cosas de juventud) duramos poco tiempo pero la relación fue muy intensa.

Con el paso de los meses de estar a su lado y al ver algunas de sus actitudes comencé a desarrollar una conducta de celosa al extremo (ya que no soportaba que saliera con sus amigos mientras yo estaba fajada estudiando y que disfrutara su vida (en discotecas, cafés) mientras yo no lo hacía. Cuando me daban mis ataques histéricos sentía como que mi hígado se contraía y mi cabeza quería estallar, lloraba de rabia y quería tirar todo contra la pared y llamarlo e insultarlo), como toda crónica de una muerte anunciada terminamos a los 8 meses de noviazgo gracias a mis berrinches y celos sin parar.

Con el paso de los meses de haber dado por terminada la relación conversamos por teléfono y me señaló todos mis puntos negativos me dijo que era muy celosa, que me encantaba hablarle mal y cerrarle el teléfono sin razón, que para mi próxima relación tratara de entender que los hombres tenían sus amigos, sus propias cosas y que su mundo no giraba en torno a la mujeres, yo sólo tragué en seco y le di la razón.

En mi relación siguiente cambié totalmente de estrategia domé mis celos sin fundamentos, dejaba que mi pareja saliera con sus amigos sin oponerme (aunque mi reacción de "sal con tus amigos mi amor tu y yo salimos mañana" no fuera sincera) y en poco tiempo tenía la relación casi perfecta con el hombre imperfecto con el que terminé varios años después por la monotonía de las cosas, si él salía y me quería dar un ataque salía con mis amigas o me ponía a hacer otras cosas para olvidarme de mi vocecita interior que me decía "debe estar con otra y tu encerrada" (aunque esto no fuera cierto).

He aprendido en mi larga-corta vida que los hombres son espíritus libres, que necesitan su espacio para hacer sus propias cosas y no pueden estar encerrados al lado de una. Cuando las cosas no vayan bien con tu pareja, cuando te sientas a punto de estallar por cualquier situación, respira profundo, cuenta hasta 10 y cambia la estrategia a ver que tal los nuevos resultados, acompáñalo a donde te invite aunque no te guste el lugar, entra en su mundo y sé parte de él, conoce a sus amigos y comparte, adquiere su carácter frío ante las situaciones y discusiones que se presentan contigo, yo no tuve que leer ninguna Vanidades ni Cosmopolitan para entender que si no puedes contra tu enemigo por decirlo de algún modo te le unes.
Este post va dedicado a mis preciosos hermanos porque a su lado he aprendido mucho de los hombres y de los trucos usados.

7 commentaires:

Belkis dijo...

Hola Romayris, Los celos son una emoción que tenemos, cuando nos sentimos amenazados en una relación. Estar celoso es la experiencia que sentimos, de querer guardar la persona que queremos para nosotros. Los celos, son una emoción tóxica, cuando tenemos miedo de perder a esa persona, eso es porque tenemos una autoestima baja.
En cambio los celos como una emoción saludable, son una alerta de que hay algo que no está funcionando.
Lo importante es encontrar el equilibrio. Un besito y que tengas feliz fin de semana.

Jonathán dijo...

Sabes yo tambien soy muy celoso por eso me senti un poco identificado con este post

Tecnometro dijo...

En las relaciones debe existir espacio para cada uno, es algo saludable.

A veces es necesario el poder extrañarse, sino el aburrimiento acabará con la relación.

Saludos linda!

El Marino Español dijo...

Romayris, qué bueno que pudiste superar eso, te felicito!!!

Pau dijo...

Me parece genial que hayas domado tus celos. Yo no tengo ataques de esos, nunca he tenido nada de eso pero sé que existe, incluso sé que es frecuente. Me parece horrible para una o uno y horrible para la persona que lo sufre. Hace mucho daño. Sobre todo a uno mismo. Mala cosa también es que las personas se adapten y vivan con eso. Asi que enhorabuena y recuerda que sólo sirve para empeorar la situación. Hala!

Duncan de Gross dijo...

Ays, que gran verdad dices en este post Romayris, conozco mujeres que creen que los hombres piensan igual que ellas, craso error, yo personalmente necesito cultivar amistades, eso no choca (en teoría) con mantener una relación... Las hay que lo entienden (pocas) y las hay que te montan una guerra... Besotes

Ginnette dijo...

Yo la verdad nunca he sido celosa. Si lo soy, excesivamente con mi libertad y mi tiempo. No me gusta que me sofoquen ni me acosen, asi que lo evito a morir.
Que bueno que aprendiste que esa actitud no era conveniente.
Un abrazo.