23.2.09

Le Llamaban Loca

Al estacionar su auto en la cochera y entrar a su casa Marie entendía que esa podía ser una noche especial, encendió el calentador se recogió su pelo corto hacia arriba con unas pinzas para no mojarlo mientras se duchaba, estaba eufórica por salir a celebrar su cumpleaños con sus amigas que la esperaban en el mismo bar de todos los fines de semana.

Al terminar su baño tomó una toalla secó las gotas de agua que recorrían todo su cuerpo, encendió un cigarrillo, se sirvió una copa de vino tinto y brindó frente al espejo por un año más de vida. Se colocó despacio la ropa interior negra de encajes que tanto le gustaba, abrió su cartera y sacó el bolso de maquillaje. Se puso un poco de base y corrector de ojeras para ocultar las bolsas negras, tomó el estuche de los polvos para homogenizar su piel, maquilló sus ojos de un tono fuerte y usó un brillo de labios, abrió su closet y sacó el vestido rojo de lentejuelas con todo y etiqueta que aún no estrenaba, tomó unas tijeras la cortó y encajó su casi perfecta figura en el mismo poniéndose en sus pies unas zapatillas altas. Buscó su cartera favorita tipo sobre y entró su pequeño móvil, su brillo labial, sus tarjetas de crédito y algo de efectivo. Estaba decidida a hacer de ese su mejor cumpleaños.


Después de conducir unos 15 minutos entró al bar y fue recibida como toda una reina, todos voltearon a verla y su rostro rebosaba de alegría, se acercaron sus amigas y la llevaron a la mesa reservada y ahí pasaron toda la noche hasta bien entrada la madrugada bailando y tomando margaritas. Marie no recordaba ningún otro día en el que hubiese sido tan feliz y así entre risas llegó el momento de marcharse a casa, salieron todos afuera porque el bar ya cerraba y la acompañaron hasta su vehículo escoltándola algunos amigos hasta la misma puerta de su casa. Entró despacio y dejó sus zapatillas y las llaves tiradas en el medio de la sala, se dirigió a su habitación y se quedó dormida en la cama con todo y la ropa que llevaba.

*****
... Entre sueños susurraba gracias Tadeo por contarme como cada noche una historia maravillosa para soportar este encierro al que estoy condenada por hablar con las piedras y lanzarlas, miles de veces lo repetiré: "No me traten como loca pues sólo soy una persona con pensamientos diferentes al resto de ustedes, por favor no me llamen loca, no me llamen loca, no me". Así Marie quedó rendida en los brazos de Tadeo el loco colega de la habitación de al lado quien noche tras noche se escapaba con una llave que había encontrado bien oculta en un hueco de su colchón y se hacía pasar por su enfermero para contarle historias grandiosas que hablaran de libertad solo por verla sonreir y acompañarla en sus sueños.


Mocedades-José Luis Perales / Le Llamaban Loca

El mundo fue sólo de los dos
y para los dos
su hogar unas nubes tendidas al sol.
en sus miradas amor; en sus respuestas sí
y para su dolor un solo fin

Él se fue, los cabellos pintados de gris
ella dejó de cuidar las flores del jardín
y le decía ven, tenemos que vivir
Y los muchachos del barrio le llamaban loca
y unos hombres vestidos de blanco le dijeron ven
y ella gritó no señor ya lo ven yo no estoy loca
estuve loca ayer pero fue por amor
y los muchachos del barrio le llamaban loca

En el hospital en un banco al sol
se la puede ver
sonreír, consultando su viejo reloj
pensando que ha de venir aquel que se marchó
y se llevó con él su corazón
Y los muchachos del barrio le llamaban loca
y unos hombres vestidos de blanco le dijeron ven
y ella gritó no señor ya lo ven yo no estoy loca
estuve loca ayer pero fue por amor

No vendrá, él la espera en sus nubes al sol
en ese mundo que ayer tan sólo fueron dos
en ese mundo que triunfó el amor
y los muchachos del barrio le llamaban loca

4 commentaires:

Helen Maran dijo...

que lindo amiga en el blog se respira libertad. vengo del blog de mi amigo Paco paseando en lunes, y te dejo un saludo y un deseo de buena SEMANA, un abrazo de luz y amor desde Israel, soy tu seguidora Helen.

El Tecladista dijo...

Paso por saludarte, hici otro comentario,y en otro blog ya tambien hice Lotino Ostinan, marca perfil.

Belkis dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, me imagino que es parte de alguna historia o novela que tienes en proyecto, si es así te animo a seguirla. El tejer con tinta nuestros sueños da mucha satisfacción.
Un abrazo Romayris

ther dijo...

me encanta esa canción y perales y mocedades, y me encantan las historias que cuentas, da gusto leerlas, son bonitas aunque a veces rezuman un pelín de tristeza, o yo las percibo así porque m iestado no es muy feliz ultimamente.

besitos de loca porque como decía no se quien de músicos y de locos todos tenemos un poco