25.9.07

Martes Divino (3)

Hace justamente una semana que estoy desconectada de todo lo que es virtual a raíz del exceso de trabajo que tengo y los cambios avasallantes que se están produciendo en el mismo y que me están impidiendo hasta revisar mi correo electrónico. Estoy llegando a mi casa alrededor de las 10:00 PM. muy agotada, me despierto tan agotada como la noche anterior y en eso se me están yendo los días, me estoy quedando dormida sin darle las gracias a Dios por todo lo que me ha permitido hacer en estos días y las bendiciones diarias que sin esperarlas he estado recibiendo.
Pero sé que Su amor es tan grande que nos ama como a nadie, con nuestras imperfecciones, con nuestros problemas, con nuestros vicios, con nuestras miserias de espíritu, con nuestros olvidos y falta de tiempo, qué bueno es tener a alguien que te ame a pesar de todo! y sobretodo que no te juzgue.
Es tan fácil dejarse amar, todo en la vida puede moverse las montañas pueden cambiar de lugar pero el amor de Dios estará ahí siempre para ti intacto, Él siempre te entiende aunque no le hables, está a tu lado cuando te traiciona un amigo, cuando terminas una relación, cuando no tienes nada que comer ni que vestir, cuando te va mal en un examen e incluso cuando estás atascado en el tráfico es tu copiloto. A diario nos son brindadas tantas oportunidades para recibir un amor incondicional y nos cerramos a ellas y lo mejor de todo esto es que NUNCA cambiará de opinión con respecto a ti, puedes cometer los pecados que consideres más grandes, puedes irte de su lado mas no de su vista y cuando regresas como el hijo pródigo te recibe con una fiesta.
Gracias Señor por amarme tanto y por dejármelo saber en esta canción que escucho mientras escribo este post, siete minutos bastan para transformar toda una vida y dejarse amar sin barreras. Dejáte amar!!!
"DIOS ESTÁ MÁS CERCA DE TI QUE TU MISMO"
Martín Valverde/ Nadie te ama como Yo





Cuánto he esperado este momento,
cuánto he esperado que estuvieras así.
Cuánto he esperado que me hablaras,
cuánto he esperado que vinieras a mi.


Yo sé bien lo que has vivido,
yo se bien porqué has llorado;
yo se bien lo que has sufrido
pues de tu lado no me he ido.


Pues nadie te ama como yo,
Pues nadie te ama como yo;
mira a la cruz, esa es mi más grande prueba.
Nadie te ama como yo.
Pues nadie te ama como yo,
pues nadie te ama como yo;
mira a la cruz, fue por ti, fue porque te amo.


Nadie te ama como yo.
Yo se bien lo que me dices
aunque a veces no me hablas;
yo se bien lo que en ti sientes
aunque nunca lo compartas.
Yo a tu lado he caminado,
junto a ti yo siempre he ido;
aún a veces te he cargado.
Yo he sido tu mejor amigo.

4 commentaires:

Ligia Martínez dijo...

Desde que escribiste el primer post en este sentido religioso, para mi de meditación, he estado dando seguimiento a tu blog y quiero decirte que eres una personita muy especial, llena de amor que compartes con los demás.

Hace unos años salí de mi amada Colombia (mi padre es dominicano mi madre colombiana yo nací allá) rumbo a República Dominicana tras un sueño, tras un amor y ese amor me falló, después de varios años de casada me traicionó con una dominicana y me sentí tan sola, desilucionada, triste y vacia que lo que me confortó fue encontrar a Dios en mi interior y dejarme sanar y curar las heridas que tenía por dentro. Hoy no tengo cicatrices ni malos recuerdos.

Me gustaría contactarte y que pudiéramos una tarde de estas compartir un café o si prefieres un té en el lugar que decidas, soy diplomática y mi trabajo de lunes a viernes es un poco arduo pero los fines de semana siempre estoy libre.

Adiós

Rom@&ris dijo...

Ligia,gracias por tu escrito. Me puede contactar con mi nombre en gmail.

Guillermo Carballo dijo...

Esa canción me recuerda muchas cosas, anécdotas muy queridas, de verdad que sí.

Gracias por los recuerdos,

saludos desde tierra azteca

jean paul dijo...

me agrada mucho la espiritualidad que profesas a través de tus escritos no todo el mundo en estos tiempos logra esto.

un admirador de su trabajo y su estilo.